Translate

miércoles, 22 de mayo de 2013

Abadejo a la romana



     De las formas clásicas de rebozar el pescado, me faltaba ésta: pescado rebozado en harina y huevo. Se puede hacer con cualquier pescado. Es un clásico, y la merluza y el rape están muy ricos rebozados de esta manera. En este caso, he rebozado abadejo congelado. Se deja descongelar en la nevera y se escurre bien. Se sala, se enharina y se pasa por huevo batido. Se fríe en aceite de oliva bien caliente hasta que se dora y se hace por dentro. Es un rebozado rico y fácil. Después, podemos añadirle unas gotas de limón y, con patatas cocidas con mantequilla, y cualquier ensalada, tendremos un plato estupendo y muy sano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario