Translate

jueves, 31 de octubre de 2013

Caldo gallego de repollo



     El caldo gallego se puede hacer también con repollo. Es el caldo de verano. A mí me gusta mucho, es algo más dulce que el que hacemos con grelos o nabizas pero también me encanta. Para hacerlo necesitamos:

Una taza de habas blancas de las pequeñas
Una tira de tocino o panceta
Un par de chorizos
Una nuez de unto
Un repollo pequeño
Cuatro patatas grandes 
Agua y sal.

     Lo primero que hacemos es poner las habas en remojo el día anterior. Si el trozo de tocino es muy grande debemos remojarlo también. Ahora venden panceta envasada al vacío en su punto de sal. Yo ésta panceta la lavo en agua fría y la añado al caldo.

     En una buena cantidad de agua ponemos a cocer las habas, la panceta y el unto. Que hiervan a fuego suave al menos una hora. Depende un poco de la calidad de las habas. A la hora añadimos las patatas tronchadas, el repollo cortado en una juliana no muy fina y los chorizos. En una media hora, a hervor suave, tenemos el caldo listo. No puede ser más fácil ¿no? Sólo falta probarlo para ver si necesita un poco de sal. 

     Me enseñó a hacerlo así Carmen Vivero y, la verdad, me sale riquísimo. Aunque no esté bien que lo diga. 




     Aquí veis el aspecto que tiene cuando añadimos patatas, repollo y chorizo. El caldo gallego tiene un fondo claro, por eso la grasita del chorizo le sienta tan bien. En las casas gallegas suele haber una olla o pota grande para hacer el caldo. Pero la cantidad que yo os pongo es para tomarlo dos días una familia de cuatro o cinco miembros. No hace falta una olla gigante. Calcular el agua... no es difícil pero si os pasáis de agua, siempre podéis añadir una patata más. 




     Aquí veis el aspecto del plato. Qué rico. Como veis, nosotros hemos añadido una tira de lacón y un trozo de tocino. De esta manera, con tanta carne, se convierte en plato único. Pero no tenéis por qué poner tanta cantidad. Con lo básico ya queda riquísimo. 




     Os dejo esta receta tan rica y os deseo feliz puente de Todos los Santos. El lunes nos vemos. Por cierto, lo he acompañado con bollitos caseros que son simplemente "bollitos royal" con un poco de salvado de trigo y la hechura de la mother irlandesa. El vino, muy sencillo y gallego, nos gusta para el caldo.


2 comentarios:

  1. Este caldo me encanta y la verdad es que hace años que no lo tomo. Es lo que tiene vivir fuera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excepto el unto, lo demás lo hay en toda España. El unto lo habrá en el Corte Inglés ¿no?

      Eliminar