Translate

lunes, 6 de enero de 2014

Epifanía 2014




     Pues sí señor, han llegado los Reyes al Portal y, como hemos sido buenos, nos han traído algunos regalos. Todos tan contentos. He hecho un roscón y unos scones de soda para el desayuno. Ha sido un poco lío pero bueno. 

     Ayer no había harina de fuerza en ningún lado (todos haciendo roscones como locos), así que lo hice con harina floja. Al tener menos gluten, sube menos, queda menos esponjoso. Se me ocurrió sustituir 100 grs de harina de trigo por harina de maíz de la amarilla (no maizena). Lo dejé levar toda la noche en la nevera. Las cantidades básicamente:

200ml de leche
50grs de mantequilla
50grs de huevo batido
50grs de azúcar
rayadura de limón (tampoco tenía naranja)
una pizca de sal
un sobre de levadura de panadería
una cucharada de ron
una pizca de sal
100grs de harina de maíz
unos 300 de harina normal (esta cantidad puede variar un poco)

      Lo he batido todo junto con las varillas, sin hacer antes esponja. Después en el mármol lo he trabajado un poquito, rectificando la harina, que no pegue mucho pero si una pizca. La masa la envolvemos con las manos en aceite y a la nevera en un pirex hasta mañana. Buenas noches.


     Así estaba por la mañana. Ya veis que no sube tanto como la harina de fuerza. Y, además, la harina de maíz no tiene nada de gluten, más difícil todavía. Pero tiene sabor y color...

     He amasado un poco y formado con aceite en las manos el roscón. Se deja reposar hasta que dobla su tamaño (esto en teoría, yo no he esperado más que el tiempo de calentar el horno).

     Por en medio me puse a hacer unos scones. Básicamente he hecho la receta de los "Bollitos royal" pero he cambiado el royal por bicarbonato (soda) y he procurado no amasar casi nada. Se cortan con un molde, estirados con rodillo, se pintan con huevo batido y al horno.  Se los he visto hacer, parecidos, a un hombre en Canal Cocina. Como me gustan los panaderos.



     15 minutos a 200º y listos los scones. Muy English y deliciosos.



     Los hemos tomado con mantequilla y mermelada de calabaza. Comprada, de la casa Hèro. Muy rica.

     Veis aquí el aspecto del roscón, que quedó precioso. Le puse poco adorno: naranja confitada, almendras laminadas y pepitas de chocolate y azúcar mojada en ron. Este año cambié el ron por anís (me gusta más con anís).



     Y aquí lo veis por dentro. De sabor muy rico pero menos esponjoso que con la harina de fuerza. Pero eso ya lo sabía... 



     También hemos tomado: tostadas, zumo, café con leche, bacon, huevos fritos y setas a la plancha. Siempre tomamos un desayuno muy completo el día de Reyes. Lo hacemos desde hace años y nos gusta mucho desayunar en familia, con toda la calma.

      Bueno, es el primer rato que he tenido hoy para sentarme delante del ordenador. Las recetas no sé si estarán bien explicadas. Todos los roscones se parecen. En cuanto a los scones, los haré más veces, porque me encantan y os daré mejor las medidas.  Casi me alegro de que hayan terminado las fiestas porque han sido agotadoras, ¡bendita rutina! En Ferrol nos queda un día más, San Julián. La costumbre es hacer y tomar arroz con leche, pero como decía Escarlata O'Hara: Mañana será otro día.


4 comentarios:

  1. Acabo de encontrar tus recetas y me quedo de seguidora, están muy bien!

    *Pilar*

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Pilar, encantada de tenerte como seguidora. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ana que maravilla todo!! Me entran ganas de que empiecen otra vez Las Navidades
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luchi. Estaba todo muy rico pero yo ya tenía ganas de volver a la rutina. Un beso.

      Eliminar