Translate

sábado, 7 de diciembre de 2013

Tarta de limón



     Esta es la tarta favorita de mi hija. Es una tarta deliciosa y no muy empalagosa por llevar crema de limón. He hecho muchas fotos, creo que demasiadas, con la intención de explicarla muy bien. Espero no hacerme pesada. Pero es una tarta que vale la pena hacer porque es muy rica. Además, vienen muchos días de fiesta, así que, aunque hoy es sábado, me pongo a explicárosla.

     Primero de todo, La masa quebrada. Es una receta básica que debemos saber hacer, buena para dulce y para salado. Hoy la haremos dulce. Necesitamos:
100 grs de mantequilla
200 grs de harina floja
sal
50 grs de azúcar
Un huevo mediano




     Primero vamos a mezclar la harina y la mantequilla hasta formar una especie de arena, sable (es arena en francés), porque así quedará más rica, más quebrada. Después añadimos, la sal, el azúcar y el huevo y continuamos con las varillas, lentamente, hasta que se va formando una masa muy quebradiza. Parece que no quiere...




      
     ...Pero sí. Se forma una masa que no vamos a amasar más. En cuanto se empiece a ligar, apagamos las varillas (podéis hacerlo a mano, claro).




     Ya con las manos, hacemos una bola, la enfilmamos y la mandamos a la nevera una media hora. Si queréis podéis hacerlo con más tiempo.





     La masa quebrada, cuando la estiramos, tiende a abrirse por los bordes. Es así como debe ser, se rompe, se quiebra. Es casi una galleta. Según se rompe, se puede remendar. No pasa nada.





     Y ya, nos buscamos un molde grandecito que sea cómodo. Yo preferiría uno con bordes anchos para ponerla más bonita, pero no lo tengo tan grande. Pinchamos y al horno hasta que se dore. Yo he puesto 200º y la he vigilado. Podéis también cubrir con garbanzos. Yo he preferido pinchar y vigilar, para que quede doradita, que me gusta más. A vuestro gusto. Ya tenemos nuestra base que es deliciosa. Habréis visto que uso papel para hornear. Podéis usarlo o no. Según tengáis costumbre. Si no lo ponéis, debéis enharinar bien el molde.





     Ahora vamos a hacer la crema de limón. Sirve para más recetas, para tomar con galletas o lo que se os ocurra porque es una delicia. Es una receta inglesa.





     Ponemos en bol, al baño maría:
100 grs de mantequilla
La ralladura de dos limones
200 grs de azúcar
200 grs de zumo de limón
Un huevo entero y cuatro yemas (o tres huevos)

     El agua debe tener suficiente nivel para que se caliente bien el bol y hervir suavemente. Removemos y esperamos a que se cuaje. No tiene más ciencia. El hacerlo con yemas tiene su porqué: necesito las claras para cubrir la crema. Además, queda de un color precioso. Ya veis la foto.




     Colocamos la crema sobre la masa ya horneada. Yo he hecho un formato algo chato por el molde que he utilizado, pero podéis hacerla más alta, con más relleno. Según el molde. 





     En tercer lugar, hacemos el merengue
Cuatro claras
una pizca de sal
120 grs de merengue (podéis poner más)






     Batimos todo junto con las varillas a toda potencia. Hasta que el merengue conserva la forma que le dan las varillas, está totalmente firme. Lo de siempre. Si lo hacéis a mano, primero las claras con la sal y después añadís el azúcar. Como hacían nuestras abuelas.






     Ya veis la firmeza de las ondas. El merengue está listo.





     Cubrimos la tarta de merengue. Yo he utilizado la manga pastelera, que por cierto no se me da muy bien... Y ha quedado así: La he metido al horno a 225º unos 5 minutos. Sin dejar de vigilarla. No es momento de cargarse tanto trabajo. Muy atentos ahora. 

     El aspecto de la porción: Ya veis que es más bien chata. Otro día la haré en un molde más chico y más hondo, a ver cuál les gusta más. Y también os pondré unos pastelitos que hago con esta crema de limón que se hacen en un momento y son muy ricos. Feliz puente a los compatriotas y a los demás: feliz fin de semana. Ya veis que la tarta es trabajosa porque hay que hacer tres cosas y manchamos bastante cacharrada. Pero vale la pena. Os lo garantizo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario