Translate

martes, 11 de febrero de 2014

Pastelitos de limón y frambuesa



     Cuando hice la tarta de limón os dije que os iba a poner un postre muy fácil que hago con la crema de limón. Es muy sencillo, sobre todo, porque compro estos canastillos ya preparados, con lo cual, no tiene ninguna difícultad, una vez hecha la crema. Son canastillos de masa quebrada dulce. Los hay en cualquier supermercado. Puedo deciros que los de Mercadona están muy ricos porque los he probado.

     Necesitamos también frambuesas. Éstas, precisamente, no las hay en Mercadona pero sí en El Corte Inglés, Gadis,... En fin, no son difíciles de encontrar. No son baratas pero para un día de fiesta hacemos el gasto. Y esto es todo. Canastillas-crema de limón-frambuesa y, si se quiere, azúcar glass. Es una combinación deliciosa y muy fresquita. 

     No pensaba poneros hoy otro postre pero me ha fallado el móvil, el archivo, o qué se yo... Son las meigas. 

     Respecto a los canastillos, recordad que los lleváis en la bolsa de la compra. Yo, no es la primera vez que llego a casa con tres o cuatro rotos. 

     La crema de limón, os recuerdo como se hace, para que no tengáis que ir a buscarla a la "Tarta de limón".

Ponemos en bol, al baño maría:
100 grs de mantequilla
La ralladura de dos limones
200 grs de azúcar
200 grs de zumo de limón
Un huevo entero y cuatro yemas (o tres huevos)

El agua debe tener suficiente nivel para que se caliente bien el bol y hervir suavemente. Removemos y esperamos a que se cuaje. No tiene más ciencia. 


     Si queréis, por supuesto, podéis cubrir los pastelitos con merengue y hornearlos unos minutos hasta que se dore el merengue. Con o sin frambuesas. Serían como pequeñas tartas de limón de bocado. De ahí lo de las yemas o los huevos... Ya no me lío más. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario