Translate

viernes, 12 de diciembre de 2014

Pasta con gulas y nata



     Ya estoy aquí otra vez. La entrada de hoy es tonta del todo. Una comida para hacer en el último momento, cuando no queda otra que cocinar porque los míos quieren comer todos los días ¡qué pesadiños! Una vez catada preguntó: ¿Qué os pareció? Si la respuesta es positiva, la receta sale en el blog. Afortunadamente suele ser así. 

     Ingredientes:
500 grs de pasta
Un puñado de bacon
Tres dientes de ajo
Un paquete de gulas
400 ml de nata
Aceite, sal, agua
Queso 

   Como siempre que hacemos pasta, ponemos a hervir agua con sal. Bastante agua para medio kilo de pasta. Yo no la mido pero pongo una tartera grande. La pasta, pues escogéis la que más os apetezca o la que tengáis en la despensa. Esta misma estaba muy rica. Como la pasta tarda poco en hervir (esta unos 12 minutos), calculáis cuando debéis empezar a dorar los ajos. Si es de la que tarda muy poquito, os ponéis enseguida.

     Doramos los ajos y el bacon en un fondito de aceite (no es plato ligero). Cuando toman color incorporamos las gulas. Ya sabéis que el ajo se quema fácilmente y se amarga. Removemos las gulas un par de minutos e incorporamos la nata. Dejamos hervir un poquito y probamos de sal. Alguna sal necesitará, salvo que seáis muy "sosos". Mientras tanto, la pasta ya estará cocida y la váis escurriendo. La vertéis sobre la salsa de nata y gulas (tenéis que usar una sartén o tartera grandota), le dais unas vueltas y lista la receta. Pasamos a una fuente y rallamos queso encima. Parmesano, grana padano o similar. O uno barato, también puede ser, aunque menos rico. 



     
     Con una ensalada rica ya tenemos comida para uno de esos días en que nos apetece cocinar "rien de rien". Y todos encantados porque es pasta. Buenos días a todos y gracias por continuar ahí. Ya veis que andamos cerca de las 220.000 visitas. Sois increíbles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario