Translate

viernes, 15 de noviembre de 2013

Sopa de hortalizas


     Empieza a hacer frío y apetecen sopas. Esta es una sopa muy sencilla que podemos hacer con lo que tenemos en la nevera normalmente. Sencilla pero muy rica. Sin pretensiones.

Ingredientes:
Una cebolla grande
Un calabacín mediano
Una zanahoria
Una patata grande
Una taza de guisantes
Un litro y medio de caldo

     Lo primero que hacemos es cortar todo en cuadraditos (salvo los guisantes, claro). Comenzamos pochando la cebolla, el calabacín y la zanahoria. Que no cambien de color, sólo dorar suavemente. Después añadimos la patata en cuadraditos y le damos unas vueltas. Se empezará a pegar la patata, así que añadimos el caldo. Dependerá de el tamaño de las hortalizas que usemos un litro y medio o dos de caldo. También de que nos guste la sopa más o menos espesa. Incorporamos los guisantes, que pueden ser congelados. Cuando hierva, podemos añadir dos o tres cucharadas de tapioca para darle cuerpo al caldo. Revolvemos y dejamos hervir todo junto unos 12 minutos.

     Si no tenéis caldo, utilizáis agua con una pastilla de caldo. Le da un cierto sabor a sopa de sobre que a los niños les encanta. Y si no os gusta la tapioca, la podéis dejar tal cual, o bien, disolver una cucharada de maizena en un fondito de agua y añadirlo. Siempre adaptándonos a nuestro gusto y a las cosas de las que disponemos.

     Por el corte de las hortalizas, os puede recordar a la ensaladilla, pero no tiene nada que ver, tened en cuenta que lleva calabacín. A todos nos ha gustado y se hace enseguida. Empezar la comida con una sopa, además de ser muy sano, reconforta. Es una buena costumbre.

2 comentarios:

  1. Que pintaza ,sana y sencilla y me olvido de estas recetas !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa igual. Me encantan y hago a veces bombas calóricas... Un saludo.

      Eliminar