Translate

viernes, 3 de marzo de 2017

Chulas de bacalao sin gluten


     Hoy iba a hacer unas chulas de bacalao normales -con gluten- y se me ocurrió hacerlas con maizena. Tengo amigas que cocinan sin gluten a diario y, la verdad, me acuerdo muchos días de ellas. Y es que la harina de trigo nos facilita mucho la tarea. Liga mejor, hace más fácilmente la miga. Al menos eso pienso yo desde mi humilde experiencia. Pero ya sabéis que me gusta hacer experimentos varios. Estas chulas quedaron muy ricas. Os voy a poner los ingredientes antes de nada:

400grs de migas de bacalao
Media zanahoria 
Un diente de ajo
Perejil
2 huevos grandes
2 cucharadas de harina de maíz 
(Sal)

     Creo que el bacalao era mucho pero ya sabéis que las chulas cunden menos que las frituras. Con todo, salió una fuente bien grande. Las migas las desaló mi marido un día y medio cambiando el agua varias veces. He de decir que quedaron tan desaladas que tuve que poner sal. Otras veces compro migas desaladas y es más cómodo. Bien, en la picadora vamos a picar, valga la redundancia, la zanahoria, el ajo y el perejil. Si la zanahoria es grande, sobrará bastante. No importa, se puede usar para otra cosa. Sobre el bacalao limpio y desmenuzado, conviene secarlo bien, ponemos un par de cucharadas del picadillo de zanahoria. Incorporamos dos cucharadas de harina de maíz -maizena uso yo- bien llenas, en copete, los dos huevos y removemos bien. La sal va a depender del gusto y del desalado. Se puede freír una chula, probarla y decidir si salamos más o no. 


     Este mejunje lo vamos a ir friendo en aceite de oliva bien caliente, con ayuda de una cuchara sopera, o dos. Vais a ver que quedan unas frituras claritas y con menos cuerpo que las que hacemos con harina de trigo pero también muy buenas. Yo no sé por qué son tan ricos los fritos; es una desgracia como otra cualquiera. 



     Creo que la compañía ideal sería una buena ensalada. Son contundentes. Y bueno, os animo a probar las chulas porque son fáciles y económicas. Se pueden hacer de mil cosas, con sobras de cocido, por ejemplo, quedan deliciosas. Son una variante de las frituras -que llevan leche- y son también estupendas. 



     Hasta aquí esta receta sin gluten. Con lo del bacalao y la zanahoria me estoy acordando de aquel bacalao al horno con costra de zanahoria que es realmente rico. Deciros que estoy muy contenta con el blog. Tiene muchas visitas, más que nunca. No me voy a poder retirar de momento. Desde Estados Unidos me están leyendo muchísimo, siempre lo han hecho pero el número de lectores ha subido un montón. No sé si decir thank you so much o simplemente GRACIAS. Nos vamos acercando al medio millón de visitas a cierta velocidad. Es muy emocionante. Os deseo a todos muy feliz fin de semana de este marzo recién estrenado que, de momento, es marzoso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario