Translate

jueves, 16 de marzo de 2017

Trucha al horno con bacon


     Esta receta la hizo mi marido hace ya unas semanas. La verdad es que nos gustó mucho a todos. Suele cocinar el fin de semana porque le gusta bastante. A mí me encanta cuando hace pescado y, si es al horno, mejor que mejor. Como siempre, vamos a necesitar un lecho de patatas y cebolla que se puede freír en la freidora -suena redundante- y es lo que da a estos platos de pescado tanta gracia. Una vez preparada la cama necesitaremos un filete de trucha limpio por persona y una loncha de bacon. Lo que hizo el fue salpimentar la trucha y doblar cada filete con una loncha de bacon dentro. Esto sobre las patatas fritas que mojamos con una copa de vino blanco. Nada nuevo bajo el sol... La piel de la trucha la espolvoreó con pan rallado y perejil y... al horno. 


     El horno debe estar bien caliente. Dejamos hacer unos 10-12 minutos, hasta que la trucha esté hecha y dorada. Aquí, que el horno sea bueno o malo -viejo- puede influir. 



     Aunque las fotos son algo locas, os aseguro que quedó la trucha la mar de rica. Me recordaba a una que tomé en Zaragoza hace muchos años que llevaba jamón serrano en vez de bacon. El jamón es más español. A los pescados de río les suele ir bien algún acompañante de este tipo para darles gracia porque son de agua dulce y menos salerosos. A parte del pescado muy rico, las patatas quedan deliciosas. Es lo mejor: patatas fritas salsosas y grasitas... Os dejo esta receta que es muy sencilla y admite pequeñas variaciones, como truchitas pequeñas rellenas de bacon o jamón sobre el mismo lecho patatero. Muy buenas tardes a todos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada