Translate

viernes, 24 de febrero de 2017

Orejas de Carnaval



     No es la primera vez que hago orejas aunque confieso que es la vez que más contenta me he quedado. Lo primero, porque me han resultado muy fáciles; lo segundo porque son crujientes, que es lo que más me gusta de las orejas, aparte de que sean ricas, claro. La receta me la dio mi amiga Rosa y es la que hacía su madre. Es tan sencilla que da gusto hacerla. Además, se pueden hacer unas pocas... no hay que echar la tarde. Ya las he hecho un par de veces y estoy encantada con el resultado. Hay van los ingredientes que no pueden ser más sencillos:

Un huevo
25grs de manteca cocida o mantequilla
Una cucharada grande de anís
Una pizca de sal
Harina
 

     Como veis, los ingredientes son simples del todo. La manteca cocida es mantequilla clarificada. Ya la hicimos aquí en la bica de manteca. En Carnaval la venden en los supermercados. Yo he usado mantequilla normal pero la manteca le da un punto más carnavalero. El anís debe ser rico. Hay algunos que apenas saben. Yo ahora tengo uno inodoro, incoloro e insípido. Estoy deseando que se acabe. Comprad uno de calidad. En cuanto a la harina, debe ser normal. No he puesto la cantidad porque va a depender un poco del tamaño del huevo... No estoy segura si era mediano o grande y no lo pesé. No importa. La cucharada de anís, sopera llena y de las grandecitas, no de cubertería cutre. 

     En un cuenco ponemos el huevo batido, la mantequilla blandita, el anís y la pizca de sal. Vamos añadiendo harina, empezamos con 100 gramos y vamos añadiendo hasta que se separe de los bordes al remover. la pasamos a la encimera y empezamos a trabajarla y añadiendo la harina necesaria. No creo que llegue a 200 grs. Salvo que pongáis un huevo de avestruz que os saldrán muchísimas orejas. Es broma, no lo hagáis... 

     Como siempre digo: una masa tierna que se trabaje bien. Lleva la grasa de la manteca así que no se os pegará a las manos. La trabajáis unos minutos y la dejáis reposar. No toda la vida. Queda una bola de masa dorada y brillante, más bonita que la que veis en la foto. Después hacemos un cilindro y recortamos trocitos del tamaño de una nuez. Yo, con la proporción de un huevo he hecho 9 orejas medianas, una fuente. Con 2 huevos ya sale una buena bandeja. Podéis hacer más y repartir. Al gusto de cada uno. Yo soy de poquitos. 


     Estas bolitas las estiramos muy bien estiradas con el rodillo. Hay quien después las pasa por el artilugio de hacer pasta. Yo con el rodillo me he arreglado muy bien sin usar harina porque la masa es tierna y grasita. Se despega bien del mármol. Las estiro muy finas y las recoloco para que no se peguen. La masa debe visar, quedar transparentita al trasluz. Y ya podemos empezar a freír. Perdonad la mala calidad de la foto de abajo. Las he hecho sola y entre estirar, freír, fotografiar... No doy a basto. El aceite caliente, en cantidad suficiente y que veáis que no se oscurecen demasiado las orejas porque se hacen enseguida. Depende mucho de si el recipiente tiene o no doble fondo. Con estas sartenes tradicionales no hace falta poner el fuego a tope. Se frien en aceite de oliva o manteca -esto nunca lo he hecho; incluso se puede usar girasol para abaratar. El aceite de girasol me gusta menos pero ya sabemos que es muy económico.


     Estoy terminando... ¡Que no se me olvide! con un tenedor se intenta hacer un pliegue en la oreja justo cuando la ponemos en el aceite; si no se hace, no pasa nada pero parece menos oreja. A mí me faltaban manos para todo pero han ido saliendo. Después sólo queda espolvorearlas con azúcar, recién sacadas del aceite caliente. Y hasta aquí estas orejas tan fáciles. Este año ya las he hecho dos veces y se las comen volando. Es el postre de Carnaval que más les gusta. Yo no sé cuál prefiero... el que hace más tiempo que no tomo. Creo que este fin de semana alguno más caerá pero en Cuaresma no pienso hacer ni un postre más, que llega la primavera y hay que quitarse el abrigo. Ha llegado al blog a 490.000 visitas. Ya estamos cerca del medio millón. Muchas gracias a todos. Os deseo muy buenos días. 








2 comentarios:

  1. Buenisima la receta yo hago una casi igual y son sensacionales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Yo creo que lo bueno de las recetas es que sean sencillas y ricas.

      Eliminar