Translate

jueves, 2 de febrero de 2017

Muffins de dos gustos



     Los muffins creo yo que vienen siendo las magdalenas de antes. Si les ponemos una cubierta azucarada y engordante pasan a ser cupcakes. Yo, la verdad, no les suelo poner nada porque ya bastante es tomarlos. No los hago con frecuencia pero, casualmente, los he preparado, en dos estilos , en enero. No sé si por el frío que ha hecho o por aburrimiento. Esta fórmula es muy fácil y rica, de medir con una taza, la "quité" de una receta americana y es tan sencilla que la repito. De esas cosas que es fácil y ya está. Para cambiar algo siempre hay tiempo, lo mismo que con los bizcochos. Esta vez hice unos al limón y otros con cacao Valor. Vamos a allá...



Muffins de limón

Taza y media de harina
Dos cucharillas de royal
Media taza de azúcar
Un tercio de taza de aceite
Un huevo 
Leche hasta completar la taza
Canela y ralladura de medio limón
Sobre el muffin ponemos almendra laminada y azúcar

     No hay mucho que explicar: En un cuenco ponemos la harina con el royal y el azúcar, vamos midiendo todo con la misma taza. En esa misma taza medimos el aceite, un tercio, ponemos encima el huevo y completamos hasta arriba con leche. Añadimos la ralladura y la canela. La ralladura es un poco al gusto. Para el mío cuarto de limón es bastante. Con la canela pasa igual. Yo tengo una de muy buena calidad y se puede echar sin miedo, no es empalagosa sino muy aromática. Removemos bien, que no queden grumos. Rellenamos las capsulás por la mitad y espolvoreamos con láminas de almendra y azúcar normal. Es bueno ponerlas en un molde para que crezcan hacia arriba y no a los lados. El horno a 200º unos 25 minutos. Esto es en mi horno, quizás a vosotros os llegue con 175º. Suben muy bien y son muy ricos, esponjosos y jugosos. Vamos una cosa muy agradable para tomar con el té. 


Muffins al cacao

     Esta es una variante igual de sencilla. El resultado muy rico y no nos complicamos nada. Eso sí, el cacao que escojamos puede marcar la diferencia. 


     Ingredientes: 
Taza y media de harina (menos la cucharada de cacao)
Dos cucharillas de royal
Una cucharada de cacao Valor
Media taza de azúcar, mitad blanco-mitad moreno
Un tercio de taza de aceite
Un huevo grande
Hasta ariba de leche
pimienta negra y nuez moscada
Chispas de chocolate


     El proceso es el mismo: mezclamos los sólidos: harina, azúcar blanco y moreno (es más meloso), las especias (una pizca de cada) y el royal. Añadimos la taza con el aceite, el huevo y la leche. Removemos muy bien para que no queden grumos. Rellenamos las cápsulas hasta la mitad y ponemos unas perlitas de chocolate. Se pueden poner más, claro. Y al horno del mismo modo que las anteriores 200º unos 25 minutos. Salen unos 8 ó 9, si son grandecitos.


     Y en la foto inferior podéis ver cómo queda por dentro. La verdad, muy rico. Ya os digo que, sobre todo, resultan tan sencillos que no da nada de pereza hacerlos. No sé si animaros a hacerlos... Como decía aquella: Si no adelgazo yo, que engorden mis amigas. Os mando a todos un saludo muy cariñoso. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario