Translate

martes, 20 de septiembre de 2022

Los viernes tortilla


    Hace unos meses, cosa que no cumplí en verano, decidí que los viernes en casa se come tortilla de patatas. Con esto no descarto que lleve alguna otra hortaliza o trocitos de chorizo o jamón serrano. La cuestión es que hago tortilla de patatas y es un día que me despreocupo de cualquier otro pensamiento creativo: Pelo las patatas, las corto, las frío,... Y elaboro una tortilla tal y cómo os he contado aquí alguna que otra vez. 

   Como soy de espíritu inquieto, hago pequeñas variantes. Por ejemplo, algunas veces son individuales -fue sugerencia de mi hijo mayor- y las acompaño con un bollito tipo "pan de hamburguesa", me refiero al tamaño, claro, y diferentes añadidos. 




   Este primer ejemplo llevaba chorizo debajo de la tortilla y aguacate encima. Conste que esta no fue idea mía. Quedó muy curioso y, sobre todo, fue divertido. 



   Aquí veis las tortillitas, que la primera parece cuadrada pero yo creo que es un efecto óptico por que la sartencita es totalmente redonda. Es bastante agradable tener tu propia tortillita en tu plato. También, como podéis observar, si os fijáis un poco, es un clásico de mi casa tomar la tortilla con un vaso de gazpacho. Más completo no puede ser porque el gazpacho tiene muchas vitaminas.



   Esta segunda propuesta llevaba la tortillita, bacon a la plancha y pimiento del piquillo. Me gusta mucho más verde frito pero creo recordar que habían sobrado pimientos del piquillo de un bote y yo soy de aprovechar todo. Ya me vais conociendo.



   Me gustó más esta combinación que la primera pero las dos muy ricas. Preparamos la mezcla como siempre y hacemos las tortillitas con una sartén pequeñita que llenamos con un cucharón. La engrasamos y calentamos antes, por supuesto.



   Pero muchos viernes, la mayoría, hago una tortilla de seis huevos para los tres gatos que solemos ser, ya sea con cebolla o sin cebolla, con un poco de pimiento o con chorizo. Incluso puede ser paisana, que también está en el blog.



 

   Lo que más hago, aparte del gazpacho, es preparar una ensalada para tomar la tortilla acompañada de algo sano... y procurar que el pan del día sea rico. Estos míos, a menudo la meten en pan. Les gusta jugosa, sin llegar a la de Betanzos y con las patatas doradas. 

   Es una entrada un poco tonta pero no sabéis lo cómodo que me es ya no pensar los viernes. Ellos mismos me recuerdan: El viernes toca tortilla. Porque les encanta. Pues aquí os dejo mis tortillas y tortillitas, que en Instagram siempre tienen muchos "me gusta" ya que son raros los detractores de la tortilla. Yo no soy la fan number one pero la tomo muy contenta. Espero que estéis todos bien, con buen ánimo para empezar el otoño. Aquí en Galicia suele ser precioso y hay que aprovecharlo antes de que llegue Mordor, que es como llamo yo al invierno cuando se pone antipático. Nada más por hoy. Bicos para todos.

1 comentario:

  1. Buena idea, prefiero tortilla, mis nietos me dicen : los viernes pizza y no estoy por la labor.

    ResponderEliminar