Translate

lunes, 22 de febrero de 2021

Pastel de manzana con pasta filo


   Ya hacía unos días que quería subir esta receta. Me pasa que si no las subo pronto, termino por olvidarlas. Así pues, no quedaba otro remedio que ponerse a ello. La semana pasada, por haches o por bes, fue muy liosa y no conseguí sentarme a escribir... Hoy ya no lo demoro más. ¿Qué necesitamos?

Tres hojas de pasta filo

Tres manzanas

2 ciruelas pasas y 2 dátiles (opcional)

4 ó 5 cucharadas de azúcar

Canela

Ralladura de limón

Una pizca de jengibre en polvo

Una pizca de pimienta negra

Una cucharada de brandy

Almendras laminadas azúcar y canela para la cobertura



   Os digo que pensaba presentar este pastel como una pastela pero al ser las láminas rectangulares, simplemente las coloqué en una fuente rectangular pintando cada lámina con un pincel de aceite, que también podría ser mantequilla fundida. 



   Pelamos y cortamos las tres manzanas, las espolvoreamos con 4 ó 5 cucharadas de azúcar, canela y las especias que hemos nombrado. También la ralladura de limón o una tira de piel limón para que dé aroma. Las ciruelas y los dátiles en trocitos y la cucharada de brandy. Esto lo llevamos tapado con film de cocina al microondas unos 4-5 minutos para que se cocine la manzana. 



   Como la manzana es todo agua, se hace perfectamente. Si la pusieramos cruda en la pasta filo, no le daría tiempo a cocerse o bien se nos quemaría la pasta que es muy fina. La fruta cocinada la colocamos sobre la pasta que ya aguarda en la fuente de horno.



   Cerramos haciendo dobleces o arrugas... como mejor podáis. Aquí pienso yo que un molde y unas láminas redondas hubieran sido más fáciles de colocar en plan mono. No importa porque adornamos... la arruga es bella... con las almendras laminadas y dos cucharadas de azúcar con una pizca de canela. Lo mismo que el pastelón moruno de pollo.



   

   Llevamos al horno a 180º unos diez minutos o hasta que veamos que la pasta se ha dorado sin carbonizarse. Vamos, que no es una cosa para dejar en el horno e irse a pasar la aspiradora. Mejor vigilancia estrecha. 

   Al salir... no queda feo, aunque olvidé la foto del pastel completo. En la primera imagen podéis ver cómo quedó la porción. La pasta dorada, la manzana tierna y un sabor dulce, sin exagerar, con aromas muy ricos. La pizca de jengibre para mi gusto le da un gusto muy fino. Es de esos postres que se hace en minutos. Yo creo que una bola de helado de vainilla le iría genial.

   Quedan cosas por contar. Estos días llegó el blog a 800.000 visitas. Lo pongo así en números redondos. Es una cifra impresionante. Como además ha cumplido ocho años, toca a cien mil visitas por año, que no está nada mal. Sé que cada vez lo llevo de una forma más tranquila, que publico menos y que las visitas van también más despacito. Creo que esto no tiene importancia, la verdad. El blog es solo una afición que, si bien me llena de orgullo y satisfacción -no tanto orgullo como satisfacción-, es algo que va surgiendo en el día a día,... Y sé que muchas amigas lo usan,... Y me ha traído a su vez nuevas amistades... Y la mayoría de las veces me hace muy feliz. 

   Por supuesto que he cometido errores y hoy no publicaría, probablemente, recetas que subí hace años, lo cual me lleva a pensar que seguramente me he hecho más exigente. 

   Está además el hecho de que es un blog que mucha gente consulta en Navidad, lo cual me parece muy bonito, y también algunas amigas me han contado que ha hecho recetas mías en días importantes para sus familias, ¿cabe mayor honor? Todo esto me parece más que suficiente para seguir poco a poco este camino que algunas veces tengo la tentación de abandonar. También pienso que es un trabajo que no está terminado y que iré haciendo mientras mi salud y mi cabeza lo permitan. Sin obsesionarme, eso sí.

   Así pues, os doy las gracias a todos. Por leerme, por seguirme, por tener confianza en mí. Este viaje que vamos haciendo juntos es realmente bonito y no puedo sino agradecéroslo infinitamente. Nunca en toda mi vida creí que haría algo así. Es sorprendente. Así pues, gracias otra vez a los que me leéis desde tantos rincones de España, Estados Unidos, Suecia, Argentina, Alemania, Irlanda, México, Bélgica, Chile,... Y tanto otros lugares que quedarían por nombrar (he copiado los diez primeros de la lista de este último mes). 

Gracias a todos

2 comentarios:

  1. Muchas felicidades por tu blog Ana. Yo creo que la sencillez con la que explicas las recetas y la ilusión que transmites preparándolas son el secreto de tu éxito. ¡Espero que aún te queden muchas por compartir!.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana cuando empezasteis el blog no te imaginabas que ibas a llegar a tanto, enhorabuena pues ha sido todo un éxito y mucho trabajo personal y cariño

    ResponderEliminar