Translate

jueves, 21 de mayo de 2020

21 de mayo


   Aquí me tenéis de nuevo, ¿como va todo? Es pero que bien. Nosotros ya haciendo una vida bastante normal, paseíto, compras y esas cosas. Ahora, después de tantos meses, nos dicen que nos pongamos mascarilla. Otro gasto para esta época de dificultades. La verdad es que todo esto es bastante difícil de definir... Como me faltan las palabras voy a decir que es algo inefable. Qué Dios nos dé paciencia. Vamos a pasar a las comiditas para no ponerme antipática. Os voy a contar cosas que hemos cocinado, comido, disfrutado,...

   Lo primero es que fuimos un día al Mercado de la Magdalena y compramos anillas de potas y jurelitos. Las anillas, le pregunté a la pescatera, me dijo que salían muy ricas y tiernas. Últimamente me apetecen calamares y chipirones todos los días. Una manía como otra cualquiera, así que me animé a hacerlas. Simplemente las enhariné con una mezcla de dos harinas: trigo y maíz -de la amarilla- Esta es una harina que tengo de marca y sale muy rica, la verdad. Con esto enharinamos las anillas como si fueran unas maracas, en una bolsa cerrada o en una fiambrera. Las freímos en aceite de oliva y listo. Os digo que quedaron tan ricas que me entusiasmaron. Los jurelos -xurelitos- los rebocé igual y estaban también divinos. El pescado menudo frito me gusta una barbaridad.


   Parece que comer rico es uno de los pocos placeres que nos quedan, en casa ya se sabe que las cosas son limitadas. Entonces procuramos comer agradable y sencillo para no exagerar. Como estos tallarines con un revuelto de trigueros, bacon y gulas, con nata y queso, que quizás debería subir a parte porque, aparte de su sencillez, constituyen un plato de pasta muy sabroso. Tiempo habrá...


   Y otro caso que quizás se merezca su propia entrada. Un pollo asado sobre una cama de manzana y cebolla, untado con una mezcla de mostaza, aceite, brandy, pimienta y finas hierbas. No es lo más lindo del mundo pero sale muy rico. A los asados les va muy bien la manzana. Otro día os lo explico mejor.


   Por último, de cosas que sean dignas de mención, un arroz con pollo, hortalizas y unos pocos langostinos... que es práctico tener una caja en el congelador para estas canfurnadas. No es caro y cunden bastante.

   Os iba a enseñar unas fotos de un paseo muy chulo que dimos por el muelle en un día primaveral perfecto, Ferrol con sol es maravilloso, pero mi móvil es obstinado y yo bastante torpe con estas cosas. Otro día sera. Os dejo, que se hace tarde. Ya os iré contando más cosas de esta desescalada, nueva anormalidad que me tiene frita. Bicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario