Translate

lunes, 24 de abril de 2017

Planchando al aire libre



     Hace años que tenemos una plancha princess. Nos gusta usarla más bien al aire libre. Son comidas divertidas en las que cada uno hace las canfurnadas que quiere y las combina a su gusto. Este sábado pasado tuvimos un día divino, veraniego. Aprovechamos para comer fuera y chamuscarnos un poco al sol. Yo, a estas alturas de abril, tengo muchas ganas de sentarme al sol un ratito cada día y, aunque estoy en edad de arrugarme, hay unas cremas protectoras bárbaras y el sol nos viene a todos muy bien. Una de las cosas que hicimos previamente fue ir a Lidl y comprar varias pichiscadas: Salchichas, unas pitas con cilantro (nunca las viera), aceitunas griegas,... Lo divertido de este super es que tiene ofertas de diferentes países que son originales. Pruebas y hay cosas que sí y cosas que no, pero es divertido. 


     A la hora de poner la mesa, no encontré flores para adornar que no fueran silvestres y, incluso estas, quedaron escasas con las prisas. 



     Preparamos siempre una fuente con carnes, otra con vegetales y no podían faltar las aceitunas griegas... Eran grandes. 



     Empezamos con la plancha, que es un desorden y no hay manera de hacer fotos decentes. Las pitas se humedecen antes. Quizás quedan mejor en el horno pero nos da un poco igual. De hortalizas sólo pusimos champiñones y tomatitos. No quisimos pensar más. A lo rápido. 


     También pusimos algún queso, nos encanta. Se funde y se pone la plancha perdida pero nos da igual. No pueden faltar pimienta y tomillo, un chorro de aceite y sal al gusto de cada comensal. 



     Después fuimos rellenando las pitas que, afortunadamente, no sabían a cilantro. Ya os he comentado alguna vez que no nos gusta demasiado. Cada uno la rellena a su gusto particular. 



     No puede faltar una cerveza, unas hojas de ensalada y alguna salsa para los jóvenes. Nos apeteció hacer un par de entrecôtes, que no son baratos pero salen ricos y tiernos, también panceta fresca. Estas cosas las compramos aparte. Es un tipo de comida que nos encanta. Relajados, sin prisa y comiendo cada cual a su manera. Os animo a hacerlo, ya sea al aire libre, en una terraza o en la cocina. Estas planchas o raclettes son muy entretenidas, pones al invitado a cocinar y encima se queda encantado porque sólo toma lo que le gusta. Me gustaría tener mejores fotos pero es una comida complicada de fotografiar, bastante caótica. Hay quien la hace de pescado (a mí me gusta menos) y se improvisa en un ratito. Os deseo a todos feliz semana. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario