Translate

sábado, 30 de julio de 2016

Pudin de merluza ligero


     Aquí estoy de nuevo con un pudin de pescado muy baratito que salió muy rico. Lo mejor, para mí, es que es ligero. No he puesto nata ni leche ideal. Lo que he usado es leche semidesnatada. Como ha salido muy bien, estoy encantada pues convertir el pudin de pescado en plato ligero me da mucha alegría.Que cosas.. Los ingredientes son de fondo de congelador y nevera. Fue sacando cosas mi marido y yo le dije que sí a todo: 

     - ¿Un paquete de merluza?
     - Sí.
     - ¿Unos palitos de cangrejo?
     - Valen.
     - Hay un puñado de mejillones...
     - Pues también. 

     Lo bueno es que estas cosas se pueden tener en el freezer -me hace gracia esta palabra- y nos permiten hacer una comida rica y vistosa en cualquier ocasión. Vamos con los ingredientes:

400grs de merluza 
200grs de palitos de cangrejo
Un puñado de mejillones cocidos
Una latita de pimientos asados con cebolla
5 huevos
250ml de leche
Sal y pimienta

    Una vez descongelados todos los productos que vamos a utilizar, hacemos el pescado en el micro, dentro de un cuenco cubierto con film, unos 4 minutos. Lo justo para poder deshacerlo en lascas con la ayuda de un tenedor. No muy migado. Cortamos los palitos al gusto y los mejillones, si son muy grandes, podéis cortarlos también en varios trozos con unas tijeras. La merluza era Pescanova y, la verdad, estaba rica para ser congelada. 


     El tema de la lata... es de Mercadona y vienen los pimientos asados con cebolla en tiras (es una latita). Alguien la había empezado y abandonado en la nevera. Yo que no tiro nada... la reciclé para mi pudin.

     En una jarra de medir puse 5 huevos medianos y después llené de leche hasta el medio litro. Tenía cierta aprensión de que quedara demasiado aflanado... Salpimenté y batí. mezcle con todo lo demás, en el cuenco. No piqué los pimientos sino que le dejé ese aspecto heterogéneo. Me pareció curioso. Y nada más. Al horno a 175º unos 45 minutos. Que esté cuajado. Es fácil de ver porque lo tocamos en la superficie -con un tenedor- y vemos que ya no sale el batido de huevos y leche hacia arriba. No sé si me explico...



     Es posible que se os pegue algo -cosas que pasan-, pues con un tenedor, despegamos el pegado y lo colocamos en su lugar (como veis en la foto superior). Se podría tapar con un adornito, bechamel, mayonesa... No es nada grave mientras no se pegue demasiado. 


     Y aquí veis, para terminar, dos cortes; Os digo que queda sabroso, con su toque de "marisco" y muy jugoso. Pensar que es ligero es también un alivio para algunas. Se toma sin remordimientos. Os animo a hacerlo por fácil y rico. Queda bien para un día de fiesta y es perfecto para cualquier día porque es más barato que unos bistés. Nada más por hoy. El verano corre que vuela y casi estamos en agosto. El blog va bien aunque yo no tenga demasiado tiempo para dedicarle. Os agradezco que me sigáis leyendo. Estaré unos días ausente pero no os olvido. Un saludo cariñoso para todos. 


5 comentarios:

  1. Muy rico Ana, lovoy a hacer
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te gustará y es muy fácil. Un beso.

      Eliminar
  2. Muy rico Ana, lovoy a hacer
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Gracias porcompartir esta receta tan fácil y veraniega

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. Gracias a ti por leerme. Un saludo.

      Eliminar