Translate

viernes, 14 de octubre de 2016

Pastelón de huerta



     Últimamente me ha dado bastatante por las hortalizas. Me gustan mucho y son muy sanas, es lo que tienen. Tenía que hacer un "primero" y fui sacando, de nuevo, de la nevera las hortalizas que me quedaban. Vamos a por ellas:

Una cebollita
Una zanahoria pequeña
Media berenjenita
Medio pimiento
Espinacas cortadas
Una cucharada grande de harina
Un vaso de leche
Aceite, sal y pimienta
100grs de mezcla de quesos
Una plancha de hojaldre
Huevo batido

     Empezamos dorando las hortalizas cortadas en tiras en la sartén. Si os gusta otra combinación, por ejemplo calabacines, pues genial. Estas estaban muy ricas. De veras. Cuando tenemos las hortalizas tiernas, incorporamos la harina. Una cucharada sopera en copete. Dejamos dorar ligeramente, removiendo la harina entre las hortalizas. Si veis que hace falta, añadís un poco más de aceite. Después, bajamos el fuego y vertemos la leche sin dejar de remover. Con ánimo. La cantidad de leche puede variar un poco pero la bechamel debe ser tierna. Al haber tanta cosa, no se suelen hacer grumos de harina. Llevamos a ebullición unos 12 minutos (va a ir al horno y no necesita hervir tanto como las croquetas). Los últimos minutos añadimos las espinacas. Yo las compro en Mercadona y vienen pequeñas porciones picadas y congeladas. Tres o cuatro de esas porciones serían suficientes y para este tipo de recetas son muy prácticas.


     Dejamos entibiar. Estiramos la masa y ponemos la bechamel en el centro, dejando los bordes sin cubrir. Sobre la bechamel espolvoreamos queso rallado especial para pizzas. En este caso una mezcla de tres quesos. El que os guste vale, pero que sea "fundente". Cortamos los bordes de la masa y los vamos poniendo sobre la bechamel cubierta de queso sin mucho orden ni concierto... Pintamos con huevo batido y salpimentamos la masa ligeramente. Listo para ir al horno. 


     A unos 200º introducimos el pastelón una media hora. Depende, como siempre digo, mucho del horno. El mío es de pedales y me tiene bastante aburrida. 

     Quedó un pastelón realmente rico. La masa crujiente, el queso fundido, la bechamel tierna y sabrosa, con todas esas hortalizas combinadas... Mi marido le llamó: "Hojaldrocho de Ratatuille avec béchamel et fromage..." Mucho nombre me parece pero mis hijos se sorprendieron de lo bueno que estaba y preguntaron: "¿Esto te lo has inventado?". No sé si me lo he inventado pero ahí queda. De veras que está muy muy rico. Una béchamel fina de cualquier sabor que os guste, una lámina de hojaldre,... y tenemos un estupendo pastelón, que también podríamos hacer totalmente cubierto de masa. No es ligero pero nadie es perfecto. Un saludo a todos. 


2 comentarios: